domingo, 21 de julio de 2019

Gobiernos quieren instalar backdoor en tecnología 5G para vigilar a los usuarios


Europol, la agencia del cumplimiento de la ley en la comunidad europea, al igual que múltiples firmas de ciberseguridad, aseguran que la nueva tecnología de redes 5G impedirá a los órganos policiales cualquier actividad de rastreo de actividad de dispositivos móviles, pues la tecnología con la que cuentan actualmente las agencias de policía ha quedado demasiado rezagada.
Por otra parte, los miembros de la Asociación GSMA se mostraron sorprendidos por estas declaraciones de la agencia europea, afirmando que la actividad criminal aún podrá ser rastreada después de la implementación masiva de la tecnología 5G.
En entrevista para la agencia internacional de noticias Reuters, Catherine De Bolle, directora de Europol, mencionó  que la capacidad de realizar labores de vigilancia mediante el uso de redes 4G es una de las herramientas de investigación criminal más confiables actualmente, por lo que no es conveniente simplemente desechar el uso de esta tecnología.
Acorde a especialistas en ciberseguridad, las agencias de policía recurren frecuentemente al análisis de redes 4G para sus diferentes labores de combate al crimen, desde el rastreo de llamadas, hasta la localización de víctimas de secuestro.
Por otra parte, los especialistas en ciberseguridad del Instituto Internacional de Seguridad Cibernética (IICS) consideran que las redes 5G de última generación aumentan la complejidad de estas labores de monitoreo, pues los datos del tráfico móvil se desplazan por mucho más elementos del sistema de comunicación. “Ahora mismo tratamos de llegar a los mejores acuerdos para los operadores móviles, empresas tecnológicas, usuarios y autoridades”, mencionó la directora de Europol.
La GSMA reafirmó su posición, afirmando que la implementación de la tecnología 5G no impide que cualquier actividad criminal pueda ser rastreada mediante el análisis de las redes móviles. “Las agencias del cumplimiento de la ley participan en la iniciativa global 3rd Generation Partnership Proyect (3GPP), responsable de dictar los estándares para las redes 5G, incluyendo la intercepción con fines legales”. 
Europol también publicó un informe mencionando algunas potenciales amenazas tecnológicas contra la aplicación de la ley en la comunidad europea, entre ellas el uso de vehículos autónomos con fines ilícitos o los sistemas de descifrado automático.

No olvides Compartir... 

Siguenos en twitter: @disoftin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más leídas este mes