lunes, 21 de octubre de 2019

Cómo reconocer una aplicación potencialmente peligrosa antes de descargarla


En la Play Store de Google hay aproximadamente 2.7 millones de apps, mientras que en la App Store la cantidad ronda los 3 millones. La gran mayoría de ellas son inocuas y han pasado por los más exhaustivos controles de seguridad de Google y Apple, pero cuando las cantidades son tan grandes siempre hay algunas que son potencialmente dañinas para nuestro sistema. Vamos a repasar de qué forma puedes una app potencialmente peligrosa antes de descargarla y prevenir que infecten tu teléfono.

Evita los APK
Lo primero de todo es que te asegures de que tus apps las descargas únicamente desde la Play Store o la App Store. En Android son especialmente populares las webs externas de descargas gratuitas, donde puedes descargar de forma directa el archivo .apk de tus apps favoritas. ¿No te has preguntado por qué una web extraña decide ofrecerte de forma gratuita una app que cuesta diez euros? El beneficio que obtiene esa web pasa por infectar tu teléfono con código malicioso inserto en el .apk que tú voluntariamente descargas e instalas en tu terminal. El riesgo puede ser muy serio, especialmente si tu teléfono tiene almacenados los números de tu tarjeta de crédito o tus contraseñas personales.
Evita las App Stores alternativas
Igual que ocurre con las webs externas, es esencial que evites las App Stores alternativas. La razón es exactamente la misma: pueden incluir aplicaciones modificadas para infectar tu dispositivo y apropiarse de tus datos personales. Asegúrate de descargar tus apps únicamente desde las tiendas oficiales: la App Store si tienes un iPhone, o la Play Store si tienes un Android.
Evita los permisos excesivos
Pero, aunque son mucho más seguras, ni la App Store ni la Play Store están libres de aplicaciones potencialmente peligrosas. Una forma sencilla de detectar una aplicación malintencionada es prestar un poco de atención a los permisos que te pide durante su instalación. Es normal que una app necesite permisos para poder funcionar adecuadamente, pero debes asegurarte de que los permisos que solicita son coherentes con la actividad que se le supone. ¿Una app para hacer fotografías necesitará permisos para acceder a la cámara y a la galería? Sí, por supuesto. ¿Necesitará también acceder a nuestra agenda de contactos y poder realizar y recibir llamadas? Absolutamente no. Si una app trata de aprovecharse demasiado de tus permisos, no le des la oportunidad de hacerlo. Evita siempre las instalaciones de apps dudosas y busca alternativas más fiables.
Revisa las críticas
Antes de instalar cualquier app, tómate algo de tiempo para revisar los comentarios de otros usuarios. ¿Están conformes con el funcionamiento de esa app? ¿Se quejan de intrusismo o exceso de publicidad? Si una app ha sido perjudicial para ellos, también lo será para ti. Es mejor que te cures en salud y busques alguna otra que tenga mejores recomendaciones.
Utiliza una VPN
Siempre es buena idea que utilices una VPN Android para proteger la entrada y salida de datos de tu teléfono. Una VPN mantendrá tu conexión encriptada en todo momento, de forma que la información que envíes y recibas no será accesible por terceros en el caso de que tu red sea interceptada, incluso si conectas tu teléfono a través de un Wi-Fi abierto como el de un restaurante o una estación de tren. En materia de seguridad, una VPN es una de las principales herramientas con las que debes contar hoy por hoy.
Utiliza un antivirus
Un antivirus profesional puede ayudarte a detectar virus y otras clases de software malicioso que hayan podido abrirse paso en tu teléfono. La mejor defensa de tu dispositivo es siempre la prevención, pero, si tienes la mala suerte de que tu teléfono queda infectado por accidente, un antivirus de primera línea puede ayudarte a limpiarlo de nuevo y dejarlo protegido. Asegúrate de descargar e instalar un antivirus profesional y evita las opciones gratuitas salvo que cuenten con el respaldo de una gran empresa detrás, como el caso de Kaspersky.
Mantén tu teléfono actualizado
Tanto si utilizas un iPhone como si usas un teléfono Android, es fundamental que los mantengas actualizados en todo momento para prevenir fisuras en el código aprovechables por el software malicioso. Especialmente importante es contar con la última versión de la Play Store, así como mantener al día los navegadores y, por supuesto, la VPN y el antivirus. Tener el software actualizado apenas te tomará un momento y puede suponer una gran diferencia a la hora de proteger tu dispositivo y los datos privados que almacenas en él.

No olvides Compartir... 
Siguenos en twitter: @disoftin - @fredyavila

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más leídas este mes