Las cámaras corporales de la policía pueden ser hackeadas fácilmente. - Seguridad de la información

Breaking

Webs Amigas

martes, 14 de agosto de 2018

Las cámaras corporales de la policía pueden ser hackeadas fácilmente.


Las cámaras corporales utilizadas por las fuerzas del orden público en la actualidad ya han sido objeto de controversia, pero hasta ahora nadie ha intentado evaluar la credibilidad del dispositivo en sí. Pero una manifestación en Defcon 2018, en Las Vegas durante el fin de semana, mostró que las cámaras corporales de la policía cada vez son más populares entre los estadounidenses. Las fuerzas policiales pueden ser pirateadas y el material robado o reemplazado. Los metadatos asociados se pueden manipular (como la ubicación, la hora y la fecha en que se filmó el video) y exponer a los agentes de policía al seguimiento y la vigilancia.

De acuerdo con los hallazgos de un asesor de seguridad en la firma de ciberseguridad Nuix, con sede en Australia, al atacar cámaras corporales de la policía, un hacker puede manipular fácilmente las filtraciones. El investigador Josh Mitchell evaluó cinco modelos diferentes de cámaras corporales de diferentes fabricantes: Vievu LLC (que fue adquirida por Axon en mayo de 2018), Patrol Eyes, Fire Cam, Digital Ally Inc. y CeeSc, y descubrió que estas cámaras son vulnerables a los ataques digitales remotos. Estas son las principales compañías que venden sus dispositivos a las autoridades policiales de los EE. UU. Sorprendentemente, sin embargo, Mitchell dejó fuera al líder del mercado Axon.


En teoría, las cámaras corporales pueden actuar como un tercero "objetivo" durante los enfrentamientos policiales con civiles, protegiendo así a los civiles del uso excesivo de la fuerza y ​​protegiendo a los departamentos de policía de reclamos infundados de abuso.Sin embargo, existe escasa evi

dencia para sugerir que las cámaras corporales limiten el uso de la fuerza o las quejas sobre el uso de la fuerza, y ahora incluso su capacidad para registrar fielmente una interacción policial está siendo puesta en duda.Con la excepción del dispositivo Digital Ally, las vulnerabilidades permiten a un hacker descargar secuencias de una cámara, editar cosas o hacer modificaciones y luego subirlas nuevamente sin registrar el cambio. Los hackers pueden usar las direcciones para identificar las cámaras de forma remota, tan pronto como se encienda el dispositivo. Esto permitiría a los hackers controlar las actividades de la policía ya que pueden ver fácilmente las secuencias de varias cámaras que están encendidas al mismo tiempo y en el mismo lugar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario